Login

Razones para venir a la Región de Murcia   1000 maneras de ser feliz   Reserva aquí tus vacaciones   Newsletter

Nuestros patrocinadores  

   

Murcia pueblo a pueblo  

murcia-puente-rio-segura

 

   

Vídeos  

   

Galería fotográfica  

 

 

   

Bienvenidos

   

Pregón fiestas 2011

Detalles

PREGÓN CASA REGIONAL DE MURCIA Y ALBACETE. 2011 

Gracias a los directivos de la casa regional de Murcia y Albacete en Barcelona, por elegirme Pregonero de esta fiesta. Solo el cariño a la gente con la que me crié, justifica la imprudencia de aceptar el difícil reto de expresar los sentimientos de los murcianos que vivimos en Barcelona, hacia esta tierra en la que vivimos y aquella que tiene nuestras raíces. Pido a nuestras patronas la Virgen de la Fuensanta, la Virgen de los Llanos y Santa Eulalia que me ayuden en esta empresa. Me vais a permitir que mis primeras palabras estén dedicadas, a aquellos paisanos de Lorca que nos dejaron, víctimas de esos fenómenos tan frecuentes en nuestra región (Murcia y Albacete) como los terremotos y que desde ese Palco que es el cielo, junto a nuestros familiares y amigos que nos dejaron, participan también de este acto. Venimos de una tierra que ha dado insignes personajes, a la historia de España y a la historia Universal: Científicos e ingenieros como Isaac Peral y Caballero que creó su famoso submarino. Aunque maravilló al mundo, al poco tiempo de la botadura, su nombre cayó en el olvido y gracias en gran parte al esfuerzo de los murcianos, especialmente de sus paisanos cartageneros se recuperó el reconocimiento universal. Sus restos y su submarino descansan en Cartagena. Juan de la Cierva Codorniu que creó para la aviación mundial el autogiro. Arquitectos, como Juan Cerdán Martínez arquitecto de edificios tan destacados en Murcia como El Mercado de Verónicas o El Casino. Diseñó la Casa del Piñón en La Unión y proyectó el Museo Modernista de Novelda. El escultor-imaginero Francisco Salzillo, al que debemos nuestra iglesia-museo de Jesús y que creó una escuela cuyos discípulos inundaron todas las iglesias de la región de imágenes sacras. Músicos de renombre universal como Narciso García Yepes, uno de los mayores maestros de la guitarra de todos los tiempos, actores como Julián Romea que da nombre a importantes teatros como el de Murcia y Barcelona y “cantaores” como el calasparreño Juan López, Juanito “El Mejorano”. Poetas como Pedro Jara Carrillo uno de los principales promotores de la cultura murciana, desde la dirección de diversos periódicos. Vicente Medina, nadie como él, supo expresar los dolores y las tristezas de los hijos humildes de la huerta murciana. La lista sería interminable; José Bono presidente del parlamento español, Paco Rabal, Pérez-Reverte, Camacho que siempre se ha considerado hijo de Murcia y Albacete, el malogrado ciclista Mariano Rojas, Dámaso González, el traumatólogo Dr. Guillén, Santiago Bernabeu, etc… Ilustres catalanes ligados a nuestra región: Ferrán Adrià, Iniesta, Manuel Castells profesor de Berkeley y de la Universitat Oberta de Catalunya, Constantino Romero la voz de la Olimpiada de Barcelona, etc.. La relación entre nuestra región y Barcelona, podemos considerar que comienza cuando el rey Jaime I el Conquistador, a primeros de 1274, reconquista la región de Murcia que contenía zonas de Albacete como las actuales, Albacete (capital), Almansa, Caudete, Chinchilla, Hellín, La Gineta, Nerpio, Socovos, Tobarra, Yeste entre otros y la repuebla con 10,000 colonos de la Corona de Aragón. En esta época se funda en Murcia capital, el actual barrio de Santa Eulalia, patrona de Barcelona, una de las puertas de entrada a la ciudad. La segunda calle más importante de la capital murciana, concluyente, con la avenida Alfonso X, se reserva al rey Jaime I. Cualquier persona que viva en Murcia tendrá la oportunidad de apreciar un transfondo catalán: usos, lenguaje, toponomástica etc.. Isla Grosa, Portmán, Calnegre, Calblanque, Calarreona, la calle Trapería: la Drapería del cronista Muntaner. Palabras como abocar, charrar, destrío, charrete, albercoque, lo demuestran. Ramón Muntaner dice de los habitantes de la ciudad de Murcia “son catalans i parlen de bell catalanesc del món”, gran parte de los murcianos hablaban o conocían el catalán durante el siglo XIV. San Vicente Ferrer les predicaba en catalán. A principios del siglo XX, cuando Barcelona consolidó su desarrollo económico en el marco de la Segunda Revolución Industrial (convirtiéndose en el motor económico e industrial del país), llegó a ser un polo de atracción, entre otros, para los emigrantes, manchegos y especialmente murcianos. Los obreros murcianos, engrosaron los barrios y ciudades del cinturón industrial; barrio de Sant Martí, Sant Andreu, Bon Pastor y fueron la mano de obra esencial en la construcción de las grandes infraestructuras del este periodo, como la red del transporte metropolitano, las obras de la Exposición Universal de 1929 y coincide con el máximo crecimiento de la población de Barcelona que llega al millón de habitantes en 1930. Una de las más importantes aportaciones de la emigración murciana a la cultura catalana fue la popularización del “pa amb tomaca”. En efecto, la receta proviene de la emigración murciana que trabajaba en el metro en los años 20 del siglo pasado, plantaban tomateras y ablandaban el pan duro con los tomates que obtenían. Los emigrantes murcianos, conservaron la devoción por la patrona de Murcia, en sus lugares de destino. Así por ejemplo, los murcianos de Barcelona, fundaron la Hermandad de los Caballeros de la Virgen de la Fuensanta en Sabadell. Estos caballeros, sufragaron la creación de una réplica de la patrona de Murcia, obra del escultor José Noguera Valverde, para la parroquia de San Julián de Altura, en el barrio de Can Oriach, realizando la romería de la Fuensanta, a semejanza de la que se realiza en la capital murciana. En el barrio de La Torrasa, “la pequeña Murcia”, se celebraban las fiestas en honor de Santiago Apóstol, con marcado carácter murciano y con el mismo eco popular que en otros barrios de Barcelona, se celebraban las fiestas de San Juan o San Pedro. Los que marcharon de sus pueblos, no eran los únicos que quedaban con el corazón partido. Los padres, los hermanos, los tíos, los abuelos, los primos, los amigos que se quedaban, también sufrían estos sentimientos. La sociedad reconoce el esfuerzo de los emigrantes ¿ y los que se quedaron ?. Siguieron trabajando sin “sacar los pies del plato”. Los manchegos siguieron sembrando, segando y moliendo trigo para que tuviéramos pan, los huertanos, siguieron sembrando, patatas, verduras, hortalizas, cítricos y frutas para que no nos faltaran vitaminas. Mantuvieron el paisaje de nuestra infancia, las costumbres, la Semana Santa, la receta de la olla gitana, del gazpacho manchego, del caldero, el arte de cultivar la tierra,… Nuestros compañeros de trabajo con los que convivimos diariamente, nuestros vecinos, nuestros amigos íntimos a los que tanto debemos y queremos y que nos han acogido como hermanos cuando llegamos de nuestras tierras, ¡son los nuestros!. Pero ¿y nuestros amigos de la infancia? ¿y nuestros padres, hermanos, tíos, abuelos, los primos..? ¿acaso no son también los nuestros?. Son nuestras raíces, como dice Vicente Medina en uno de sus versos: “Acuden a mi memoria los recuerdos ¡mi infancia, mi mocedad, mis padres muertos! La necesidad de las raíces es algo intrínseco al los seres vivos. Un maestro me explicó que cuando un niño cuenta que va a pasar sus vacaciones en el pueblo con sus abuelos o sus tíos, descubre en sus compañeros que no tienen esa suerte, ojos de tristeza. De la fusión sentimental y emocional entre nuestra región y Barcelona, fui consciente desde mi infancia. El 25 de Septiembre de 1962, un acontecimiento conmocionó la vida española y muy especialmente a nuestra región. Unas pavorosas inundaciones afectaron al Vallès Occidental, el Baix Llobregat y el Barcelonès. El aguacero desbordó las rieras y se extendió por las cuencas del río Besós y Llobregat provocando una catástrofe con 815 muertos. El acontecimiento se vivió en nuestra región con la misma desesperación y emoción que en los lugares de los hechos. La mayoría de las familias del pueblo, donde yo vivía, tenían seres queridos en las zonas afectadas, las comunicaciones estaban cortadas y se vivió unos días de auténtica angustia. Era tal la conmoción entre los adultos del pueblo que el acontecimiento quedó imborrable en la memoria de los niños. En mi infancia y mi adolescencia fui feliz, y los recuerdos hermosos que guardo de la tierra que me vio nacer, hacen que ame mis orígenes y nunca caiga en el desarraigo. Murcia de huertos cuajaos de naranjos y rosales… ¡Tan lejitos, y el aroma siento de tus azahares! ¡ Muchas gracias y ….hasta siempre!

Powered by Bullraider.com
   

Actividades  

   

Hazte socio  

 

¡¡¡ HAZTE SOCIO !!!

Disfruta de ventajas exclusivas

Trae a tus familiares y amigos. Por cada socio nuevo:

DESCUENTO del 50% en tu cuota anual de socio.


   

Murcia Activa  

 

 

   

Visitantes  

Hoy79
Ayer99
Semanal356
Mensual425
Total386496
Powered by CoalaWeb
   

Turismo de Barcelona

Turismo de Barcelona

   

Turismo de Murcia

   

Fiestas patronales

Fiestas patronales

   

Club Real Murcia

   
Copyright © 2019 Casa Murcia en Barcelona. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.